Infraestuturas



El uso de Arlita® como árido de hormigón permite reducciones de peso de hasta un 35%. Además el comportamiento térmico se mejora drásticamente junto con la resistencia frente al fuego. Es habitual el uso de hormigones ligeros estructurales Arlita® en capas de compresión de forjados, recrecidos/ reperaltados de tableros y en la ampliación de estructuras. Dada su baja conductividad (de menos de un 50% frente a un hormigón convencional) los hacen ideales en la protección de estructuras a altas y bajas temperaturas.

Aplicaciones:

infraestruturas

infraestruturas

Ventajas:

  •   Estabilidad
  •   Reduce los asentamientos
  •   Reducción de la presión del suelo
  •   Drenante
  •   Evita la congelación